Ruleta americana online

Aunque desde tiempos remotos han existido juegos de azar que usaban como base una rueda fija, fue el célebre matemático Pascal, en el siglo XVII quien creó una versión mecánica muy parecida a la que conocemos hoy día. En 1842 los hermanos franceses Blanc variaron el diseño básico de Pascal agregando un cero a los 36 números de la ruleta, con un propósito muy concreto: puesto que cuando la bola cae en el 0 la banca gana, el juego aumentaba su atractivo para los casinos, ya que les resultaba mucho más rentable. Tras extenderse por toda Europa, la ruleta llegó a América antes de concluir el siglo XIX.

La ruleta americana es básicamente el mismo juego que la europea, aunque con algunas peculiaridades propias, y esto se refleja en los casinos en línea. La principal diferencia de la versión americana es que incorpora una segunda casilla de cero -el doble cero-, que incrementa las posibilidades de que gane la banca. No obstante, es importante recordar que ninguno de estos dos ceros está vetado para el jugador, que puede apostar por ellos en cualquier momento y llevarse un premio de 35 a 1 en caso de ganar. Si apuesta por los dos ceros y gana, se llevará un premio de 17 a 1. La principal diferencia de los ceros respecto a los otros números es que no se les puede incluir en las llamadas apuestas externas (aquellas diferentes a apostar por un solo número).

Para incentivar a los jugadores, otra diferencia de la ruleta americana es que en caso de salir el cero, las apuestas simples (par/impar, rojo/negro o pasa/no pasa…) no pierden todo lo apostado, sino que recuperan la mitad. Cada casino online puede introducir sus propias reglas para hacer esta variante del juego más atractiva. Como siempre, es recomendable leer cuidadosamente el listado completo de reglas antes de lanzarse a apostar, no ya porque perderemos menos, sino porque podremos maximizar las ganancias.

Aparte de todo esto, las diferencias entre la ruleta americana y europea son estéticas y de “liturgia”: el tapete americano es más pequeño y compacto, lo que hace que en la vida real los jugadores coloquen sus propias fichas en vez de dejar esta tarea al croupier. Las fichas de la versión americana también son distintas a las de la versión europea, con un color diferente para cada jugador. Esto puede resultar útil en los casinos en línea que ofrecen variantes multijugador.

En resumen, la ruleta americana ofrece unas emociones y posibilidades de acierto muy similares a la de su pariente del viejo mundo, y corresponderá al apostante decidir con cuál de las dos versiones se siente más a gusto. Señalar que existe una versión híbrida de los dos tipos de ruleta, que usa la rueda europea y el tapete americano.

Los casinos que disponen de esta variante diferencian los distintos tipos llamando “ruleta francesa” a la versión europea clásica, y “ruleta europea” a la versión híbrida. Distintas formas de disfrutar de uno de los mayores clásicos de los casinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.